Mi Familia

Cuando se piensa en la Familia, las primeras palabras que se me vienen a la mente son valores, educación, principios, amor y hasta a veces malos entendidos, los cuales no logran separarnos por mucho tiempo sino todo lo contrario. Es por ello, que en mi primer post he querido hacer una presentación con toda mi ilusión y dedicarle este proyecto que tengo en a mi Familia de ser actor, el cual lo hago con pasión, sacrificio y esmero, ya que son mi fortaleza y con su apoyo me dan más ganas de luchar por mi sueño. 

Abuelos

No paro de reírme al recordar lo travieso que fui con vosotros, abuelos. Todavía siento lo mucho que mirabais por mí y lo consentido que me teníais.

Abuelo Juan heredé lo mejor de ti, tu nobleza. Abuela Manolita gracias por darme tu simpatía, y ambos desde el cielo lo estaréis viendo. Y a mi abuela Dolores y abuelo Rosca, os digo que todavía me asombra la fuerza que puede tener una persona a vuestra edad.

Ambos sois un ejemplo a seguir por vuestra constancia y sacrificio.

La educación de vosotros la veo reflejada en mis padres, quienes se encargaron de transmitírmela con orgullo. Os quiero.

Padres

 Sé que las cosas no han salido como vosotros pensabais cuando os conocisteis. Me hubiese gustado haberos visto por un “agujero” haciendo travesuras en vuestra adolescencia juntos. Tuvo que haber sido muy divertido.

Los años hacen que las cosas cambien, y tiremos por otros caminos. A lo largo de mi vida, hemos pasado por momentos difíciles, como cuando vimos como volaban nuestras dos palomas al cielo, entre otras cosas, pero no puedo dejar de tener en cuenta que tengo unos padres valientes, que hacen que los pilares de la familia sean de hierro preocupándonos unos por otros.

No me cansaría nunca de agradeceros todo este apoyo incondicional que tengo con vosotros. Mi felicidad completa la he sentido pocas veces, pero siempre ha sido cuando os he visto sonriendo entre vosotros, con esa mirada picara, ese beso de  complicidad en el que solo vosotros sabéis lo que os decís y ese amor que se fortalece con el transcurso de los años.

Quiero que sepáis que fui un niño feliz y que nunca dudé que hicierais lo que estuvo a vuestro alcance para que eso pasara. Además, no todas las personas tienen la suerte de criarse en el campo rodeado de animales como caballos, gallinas, conejos, perros, gatos, cabras, etc. etc. etc…, y también de algunos niños, lo que me permitió ser tan natural y humilde.

Y hablando de mi felicidad, puedo deciros que me habéis regalado al verdadero amor de mi vida. Se llama Victoria, su nombre dice muchas cosas, llegando a nuestras vidas en un momento adecuado y dándonos ilusión y alegría a todos nosotros, haciendo que nuestros corazones crecieran aún más.

Para finalizar mi primer post dedicado a mi Familia, no me quiero despedir sin antes deciros que os tengo presente y siempre estaréis en mis recuerdos.

¡Gracias por quererme tanto! Os quiero.